Miedo

Aquel que nos aterra, que nos perturba, que nos hace sentir débiles. Miedo que nos acerca a lo macabro, que nos paraliza, que nos encadena. Miedo que sin embargo no es tan malo. Nos hace sentir vivos. Nos permite conocer nuestros límites y saber cómo traspasarlos.

Bajo las lápidas del cementerio no existe el miedo. El miedo es vida. Desde pequeños nos enseñan a “no tener miedo”… ¿Por qué? No me fío de aquel que no siente miedo, de aquel que parece invulnerable al temor. El miedo, intruso que se cuela en nuestro alma, nos hace ser quienes somos, nos moldea y condiciona nuestra existencia.

La cualidad del valiente no es la ausencia de miedo, si no la capacidad de abrirse camino a través de lo más profundo de sus entrañas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: